Alergia a las Arizónicas: El jardín de los horrores

 In Alergia, Sin categoría

La alergia a las arizónicas es una de las alergias más comunes en el medio urbano. Para quienes habitan las ciudades y la padecen saber cómo prevenir sus síntomas es esencial. Si no sabes como hacerlo, a continuación te contamos cómo.

¿Qué son las plantas arizónicas y dónde se encuentran?

Las alergias, por lo general, suelen estar asociadas a la primavera, por ser la estación de florecimiento de la mayoría de plantas. No obstante, no es el caso de todas las plantas. Las arizónicas por ejemplo, florecen en invierno, y la alergia de quienes la padecen es a menudo confundida con catarros y gripes propias de dicha estación. Este tipo de plantas son los setos más habituales en parques, urbanizaciones, complejos deportivos y jardines públicos y privados. Esto las convierte en un elemento muy presente en los espacios urbanos y particularmente abundantes en zonas residenciales ricas en este tipo de espacios.

¿Puede prevenirse la alergia a las arizónicas?

La alergia a las arizónicas puede prevenirse si se conocen sus focos de acción, sus síntomas, y las medidas oportunas para sobre todo, anticiparnos y evitar el contacto con los alérgenos en cuestión. A continuación te dejamos algunas recomendaciones que te pueden ser de utilidad:

Pasos a seguir:

  1. Identificar los síntomas:

Es esencial poder identificar los síntomas para reconocer si padecemos alergia a las arizónicas. Entre los síntomas más comunes encontramos mucosidad, dolor de cabeza, picores nasales y oculares y cansancio. La pauta que nos puede alertar es que estos síntomas no aparecen de forma prolongada sino intermitente (cada vez que tenemos contacto directo o indirecto con el polen de la planta arizónica).

  1. Consulta al alergólogo:

Evita realizar autodiagnósticos. Acude a un alergólogo y pide una prueba de alergia.De esta forma podrás saber a ciencia cierta si tienes una u otra alergia y tu nivel de sensibilidad al alérgeno. Dependiendo de ello tu tratamiento puede ser más intensivo o limitarse a prevenir ciertos hábitos en las épocas críticas. De este modo podrás hacerle frente de un modo más efectivo.

  1. Intentar prevenir la exposición:

El refrán reza: “es mejor prevenir que curar” y el caso de las arizónicas no es una excepción. A continuación te damos un par de tips para tratar de prevenir esta alergia: 

  • En primer lugar, como ya hemos avanzado, trataremos de evitar los espacios en que las arizónicas puedan estar presentes (parques, jardines…)durante los meses de invierno. Sabemos que esto a veces es imposible, porque quizás vivamos en un complejo de viviendas que tenga este tipo de setos. Para ello os proponemos la siguiente medida de seguridad.
  • Uso de mascarilla o filtros nasales. Esta solución te permite transitar ese tipo de espacios con tus vías respiratorias protegidas, así como circular por otros espacios a los que el polen puede llegar flotando.
Recent Posts

Dejar un comentario

0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Fiebre del heno niños