Alergia a la pimienta: ¿Qué hacer?

 In Alergia

La alergia a la pimienta es un alergia poco común respecto a otras más habituales, pero también existe y para quienes la padecen es esencial conocer cómo funciona para tratar de prevenirla.

¿Por qué tengo alergia a la pimienta?

El consumo de pimienta, en particular la pimienta negra es muy habitual en numerosas dietas de diferentes culturas a lo largo y ancho del globo. Esta especia es la más usada para dar el toque picante en la cocina hispana. Esta especia afecta particularmente a las personas hipersensibles que la ingieren. Cuando esto ocurre el sistema inmune reacciona produciendo, por error, anticuerpos para defenderse de la supuesta amenaza externa. El organismo aprende esta respuesta y en las posteriores ocasiones en que se vuelve a ingerir la pimienta el propio sistema liberará histaminas que producirán una reacción química. 

Los síntomas de la alergia a la pimienta

Normalmente, los síntomas de la alergia a la pimienta son sutiles y a menudo ni se llegan a identificar. En otros casos, menos usuales, los síntomas pueden presentarse con mayor intensidad.

Esta alergia puede desencadenarse por inhalación, por contacto con la piel, o la más común, por ingesta. Entre los síntomas más comunes encontramos los siguientes:

  • Diarrea
  • Mareos
  • Náuseas
  • Tos
  • Hinchazón de lengua, labios y rostro
  • Asma
  • Anafilaxia
  • Asma
  • Calambres abdominales
  • Vómitos
  • Hormigueo bucal
  • Comezón
  • Problemas respiratorios

Cómo prevenir la alergia a la pimienta

Por supuesto, el mejor modo para evitar la aparición de los síntomas de la alergia a la pimienta es evitar el contacto con esta. Pero esto a veces es complicado debido a que a menudo en las fábricas y manufacturas de envasados las diferentes especias pasan por los mismos canales y maquinarias dejando rastros y tomando partículas ajenas. Por otra parte existe la cuestión de la reactividad cruzada, fenómeno mediante el cual, debido a la similitud de la estructura química entre ciertos alimentos nuestro organismo puede reaccionar a un alimento parecido (que por otra parte a simple vista puede no serlo, como pueda ser por ejemplo, el caso de la reactividad cruzada entre mostaza y nuez).

Una persona rara vez es alérgica a un solo tipo de especia. Esto se debe a que existe una alta reactividad cruzada entre especias, nueces e incluso pólenes de árboles . Lo que esto significa es que la estructura química de ciertos alimentos es tan similar que ambos pueden desencadenar una respuesta alérgica.

Para tratar de evitar la inhalación de las partículas de pimienta en lugares donde pueda haber pimienta o restos de esta se puede hacer uso de los filtros nasales.

Recent Posts

Dejar un comentario

0