La alergia al polen en los niños

 In Alergia, Alergia al polen, Sin categoría

La alergia al polen en los niños es un fenómeno tan frecuente como molesto para quienes lo padecen, pero gracias a los avances de la ciencia existen nuevas formas de hacerle frente.

Causas y síntomas de la alergia al polen en los niños 

Esta alergia suele hacer aparición en los meses de polinización, normalmente en primavera y verano. Cuando ocurre la floración, las flores liberan los granos de polen y estos se transportan a través de insectos o del propio aire, quedando suspendidas en el ambiente, y pudiendo ser transportadas a varios kilómetros de distancia.

Hay distintos síntomas que pueden alertarnos de la presencia de este tipo de alergia en los niños. Los más habituales son el moqueo a través de las fosas nasales, así como la irritación de éstas y los estornudos característicos de la alergia. Pero también pueden darse otros síntomas como: 

  • Conjuntivitis
  • Tos
  • Problemas respiratorios
  • Asma
  • Congestión nasal
  • Picores bucales, de garganta o cutáneos.
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza

Una nueva solución para la alergia al polen en los niños

La mejor medida natural es evitar la exposición al polen por parte de los niños, pero teniendo en cuenta que este puede recorrer kilómetros a través del aire, y que las plantas, árboles, y arbustos que lo producen están diseminados por doquier, tratar de evitar las partículas de polen significaría evitar salir de casa durante prácticamente la mitad del año. En el caso de los niños y las niñas, este problema es si cabe mayor, ya que es en estos meses cuando tienen la mayor parte de sus vacaciones y habrían de renunciar al ocio en la naturaleza, y en los espacios exteriores en general. 

Por suerte, la tecnología avanza, y en ocasiones nos puede resultar de gran utilidad para ayudarnos a disfrutar de nuestro día a día. 

Ejemplo de ello es la tecnología de NOSK, que impide que los alérgenos del polen lleguen a penetrar en el organismo gracias a sus propiedades de alta filtración (4 capas de tejido filtrante) que impiden el paso de los alérgenos, además del polvo, u otras sustancias nocivas, permitiendo el paso del aire sano.

Nos referimos particularmente a la mascarilla pediátrica para niños y niñas de entre 3 y 12 años. Diseñada en 3D para una perfecta adaptación y efectividad, y decorada con dibujos infantiles, o en color blanco. Para niños de entre 7 y 12 años están disponibles los novedosos filtros de NOSK, que no se aprecian a simple vista, son cómodos y muy efectivos en la protección de las fosas nasales. 

Esta nueva solución da a los niños con alergia al polen la posibilidad de disfrutar de los espacios exteriores libremente de forma cómoda y segura. 

Recent Posts

Dejar un comentario

0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies