La alergia nasal en niños: ¿Algo nuevo en el horizonte?

 In Alergia

La alergia nasal en los niños es para muchas familias un clásico estacional. Pero a día de hoy, y gracias a la investigación científica, existen avances que nos permiten comprender y prevenir a este polizón de nuestros hogares.

Relación entre las alergias nasales y los problemas en los senos nasales

Las consecuencias de la alergia son para quien las padece un problema en sí, pero además, estos síntomas pueden agravar otros desequilibrios biológicos. Este es el caso, por ejemplo, de los trastornos en los senos nasales. Los senos nasales son las cavidades craneales que conectan con las fosas nasales. A menudo las alergias provocan la hinchazón de las membranas mucosas presentes en el interior de la nariz y esta inflamación bloquea las cavidades. A causa de esto los senos nasales no son capaces de realizar adecuadamente sus funciones de drenado y secreción, y de este modo el aire y los residuos mucosos quedan atrapados en el interior de nuestro organismo. Esto provoca dolores y presión que puede derivar en jaquecas, migrañas o una inadecuada oxigenación del cerebro en particular y del organismo en general.

Nuevas tiempos, nuevas soluciones

No ha hecho falta la ciencia para comprender, que la mejor medida para evitar la alergia nasal en los niños es tratar de evitar el contacto por parte de estos con las sustancias alérgenas que desencadenan sus reacciones alérgicas. Pero a menudo esto es imposible, bien sea por vivir en lugares donde estas sustancias están muy presentes en el ambiente. o por no poder controlar determinadas variables, como pueda ser el viento que arrastra una mota de polen desde cientos de metros de distancia hasta nuestro jardín, o cualquier otro lugar en el que los niños se encuentren.

Tratar de evitar el contacto con ciertos alérgenos significa a menudo privar a los niños de actividades que por otra parte les aportan muchos beneficios en términos no sólo de salud, sino también de educación, desarrollo o disfrute. Por suerte, la tecnología ha avanzado lo suficiente para poder beneficiarnos de ciertas ventajas que marcan un antes y un después para muchos niños y niñas, así como para sus padres y madres.

Un ejemplo de ello son los dispositivos de seguridad respiratoria de NOSK, que impide la inhalación de los alérgenos y otras sustancias nocivas al organismo, permitiendo no obstante el paso del aire sano a este.

Nos referimos particularmente a la mascarilla pediátrica para niños y niñas de entre 3 y 12 años. Diseñada en 3D para una perfecta adaptación y efectividad, y decorada con dibujos infantiles, o en color blanco. Para niños de entre 7 y 12 años están disponibles los novedosos filtros de NOSK, que no se aprecian a simple vista, son cómodos y muy efectivos en la protección de las fosas nasales. Nuevos tiempos, y nuevas formas de hacer frente a la alergia nasal en los niños.

Recent Posts

Dejar un comentario

0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies