Mascarilla de carbón activo: Propiedades y usos

 In Mascarillas virus, Sin categoría

La mascarilla de carbón activo ha irrumpido en los estantes de la oferta del mercado y se halla entre las más buscadas en el buscador por excelencia. Aún con todo, la mayoría de gente desconoce qué es el carbón activo y por qué es beneficioso. A continuación te lo contamos en detalle.

¿Qué es el carbón activo?

El carbón activo o carbón activado es un carbón de tipo poroso que puede atrapar compuestos orgánicos que estén presentes en líquidos o gases. Es tal su efectividad que a día de hoy, hablamos del purificante de mayor uso.

El carbón activo es un compuesto orgánico, y como tal, es un derivado del metabolismo de los seres vivos. A un nivel de estructura básica, está compuesto por cadenas de átomos de carbono y de hidrógeno. Entre estos compuestos orgánicos encontramos aquellos que derivan del mundo animal y vegetal, lo que también incluye el petróleo y sus compuestos derivados.

¿Por qué decimos que el carbón está activado?

El carbón se activa con el fin de aumentar su porosidad y con ello la efectividad de su adsorción (capacidad de absorber determinadas partículas). Así, el carbón activado es entre 12 y 16 veces más efectivo que el carbón sin activar.

La activación del carbón se suele realizar mediante procesos químicos o térmicos, que provocan una oxidación del carbón con el fin de crear la porosidad necesaria para una óptima absorción. Para ello suele inyectarse en el carbón nitrógeno o agua en entornos térmicos de entre 600 y 1100 ªC.

¿Cómo funciona la mascarilla de carbón activo?

La mascarilla de carbón activo posee filtros de este material que actúa a modo de imán para las partículas que puedan flotar en el aire y sean originalmente ajenas a este. De este modo el carbón activo retiene la toxicidad medioambiental permitiendo que el aire limpio ingrese al organismo.

¿Qué otros usos se le dan al carbón activo?

Dada su alta capacidad de filtrado el carbón activo es utilizado en una amplísima variedad de procesos de purificación entre los que se encuentran:

  • La potabilización del agua 
  • Purificación y desodorización del aire
  • Tratamiento de personas o animales con intoxicación
  • Higiene personal y cosmética
  • Recuperación de oro
  • Mascarillas de protección respiratoria

Por supuesto, en el caso de la última (mascarilla de carbón activo), es esencial asegurarse de que además ha pasado los controles de calidad pertinentes y que sus filtros están elaborados verdaderamente con carbón activo, ya que también existen falsificaciones en el mercado. Para ello podemos consultar la composición de los materiales en el etiquetado del envase. 

Recent Posts

Dejar un comentario

0