Alergia primaveral en el embarazo: ¿Se puede prevenir?

 In Mascarilla para la alergia, Mascarillas virus, Sin categoría

Son muchas las personas que conviven con diferentes alergias estacionales, entre ellas, la archiconocida alergia al polen. Pero cuando se trata de alergia primaveral en el embarazo, las medidas y cuidados han de adaptarse a esta circunstancia para no perjudicar el proceso, a la madre, ni por supuesto al feto. La solución más eficaz ante cualquier alergia, sin duda es el uso de una mascarilla eficaz

¿Cómo puedo saber si padezco alergia primaveral?

La alergia primaveral está caracterizada por sus habituales estornudos, picazones en ojos y nariz, el lagrimeo, la congestión nasal y el malestar general. A menudo pueden aparecer otros síntomas como puedan ser el cosquilleo faríngeo o la tos, u otros más relacionados con el asma como puedan ser las sibilancias o la disnea. Por otra parte, aunque no suelen asociarse a esta alergia es frecuente padecer irritabilidad emocional, fatiga, ansiedad o más hambre de lo habitual.

Si reunes varios de estos síntomas y estos se activan en época de polinización, es probable que seas alérgica al polen y otros alérgenos propios de la primavera. En nuestra tienda tenemos numerosas mascarillas, todas homologadas

¿Cómo puedo tratar de prevenir la alergia primaveral durante el embarazo?

En primer lugar, como es lógico, la primera medida será la de tratar de evitar en la medida de lo posible el contacto con los alérgenos que nos provocan la reacción alérgica. Esto implica salir a dar paseos por zonas ajardinadas o rurales en estaciones de polinización, pero por otra parte, los beneficios del contacto con la naturaleza en el embarazo han sido estudiados y probados en numerosas ocasiones. Por ello te ofrecemos algunas soluciones alternativas para reducir el riesgo de exposición.

  • Usar mascarillas o filtros nasales así como gafas protectoras.
  • Realizar lavados nasales con suero nasal o mediante el uso de una Lota.
  • Hacer gárgaras con agua salada.
  • Lavar frecuentemente la cara y las manos.

Por último, es esencial cuidar y preparar nuestro organismo antes de la primavera, y más específicamente, aquellos órganos que se encargan de las funciones depurativas (riñones, hígado…) así como nuestro sistema inmune para combatir los alérgenos del modo más óptimo posible. Por ello deberemos evitar los excesos de grasa, los colorantes, los lácteos, o las solanáceas (tomates, berenjenas, patatas…) que aumentan los niveles histamínicos en el cuerpo dificultando así el adecuado filtrado por parte de nuestros órganos.

Por supuesto, todo esto es complementario a la consulta y adecuado tratamiento médico en caso de ser preciso. Si padeces o crees que puedes padecer alergia primaveral durante el embarazo puedes preguntar a tu doctor por sugerencias de tratamiento. Recuerda en caso de utilizar mascarillas, que sean homologadas.

Recent Posts

Dejar un comentario

0
Fiebre del heno niñosMascarilla embarazo
Abrir WhatsApp
Hola ¿en qué podemos ayudarte?